Magdalena Álvarez acaba con la obligación de que las azafatas del AVE lleven falda