Fomento reitera a ASAJA su compromiso para continuar colaborando en la adopción de medidas encaminadas a terminar con los problemas que los conejos causan en los cultivos

  • El Ministerio ha mostrado su intención de suscribir un convenio con las consejerías competentes para coordinar acciones conjuntas en carreteras, destinadas a mitigar los daños producidos por los conejos
  • Por su parte, Adif aumentará la longitud de vallado y facilitará las autorizaciones para la caza con hurón para combatir la sobrepoblación de conejos

04.05.18El Ministerio de Fomento ha reiterado su compromiso con ASAJA (Asociación de Jóvenes Agricultores) para seguir trabajando en poner fin a los problemas causados por los conejos, principalmente, en zonas del centro de la Península.

En este sentido, ha mostrado su total colaboración con la organización agraria para atajar el problema que supone la superpoblación de los conejos para los agricultores de la zona en una reunión mantenida entre el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, junto con el secretario general de Infraestructuras, Manuel Niño, el director general de Carreteras, Jorge Urrecho, y el presidente de Adif, Juan Bravo, con el presidente de ASAJA, Pedro Barato, y otros representantes de la organización agraria.

Para ello, Gómez-Pomar ha mostrado la intención del Ministerio, dentro de sus posibilidades y competencias, de suscribir un convenio con las respectivas consejerías de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de las comunidades autónomas con el objetivo de coordinar acciones conjuntas destinadas a mitigar los daños provocados por esta especie cinegética.

Adif, por su parte, se ha comprometido a incrementar la longitud de vallado que bordea las infraestructuras férreas, así como a facilitar las autorizaciones para la caza con hurón. En estos momentos, Adif ya ha construido cerca de 150.000 metros lineales de malla anti-conejos en zonas de Castilla-La Mancha y Castilla y León, una medida que ha demostrado su eficacia para disminuir el efecto refugio y la población de conejos en las zonas donde se ha implantado.