Fomento abona mensualmente a las compañías aéreas la bonificación por el transporte aéreo