Mejoras en la red de Cercanías de Valencia

El Consejo de Ministros autoriza la renovación de la infraestructura y la electrificación del tramo Pobla Llarga-Silla

  • El contrato, por importe de 40 M€, contempla actuaciones sobre la plataforma ferroviaria, la superestructura y el sistema de electrificación
  • El objetivo es mejorar las prestaciones y aumentar la capacidad y la flexibilidad de la explotación para los trenes de viajeros y de mercancías, además de incrementar la fiabilidad de las instalaciones

29.06.18El Gobierno ha autorizado hoy al Ministerio de Fomento a licitar, a través de Adif, el contrato para la renovación de la infraestructura y del sistema de electrificación del tramo Pobla Llarga-Silla, de la red de Cercanías de Valencia.

El presupuesto de licitación asciende a 40.048.644,1 euros (IVA incluido). El plazo de ejecución es de 25 meses.

El objetivo de este contrato es la realización de las actuaciones necesarias para garantizar el óptimo estado de los elementos de la infraestructura ferroviaria, con el fin de asegurar unos mayores niveles de fiabilidad, disponibilidad y confort de las instalaciones, aumentando también su duración y reduciendo la posibilidad de incidencias. Además, se prevé la mejora de la capacidad y flexibilidad de la explotación de la línea y de las estaciones del tramo.

Para ello, se realizarán trabajos de modernización que afectarán a la infraestructura, puentes y drenaje, a la superestructura (vía traviesas y balasto) y a los sistemas de electrificación.

Principales actuaciones

En el ámbito de la infraestructura, se llevarán a cabo trabajos de estabilización y refuerzo en 16 taludes y de ejecución de 6 muretes guardabalasto, se actuará sobre 20 puentes de hormigón, se mejorarán y ampliarán los sistemas de drenaje en varios tramos, se eliminará la vegetación de superficie en once puntos y se realizarán otras obras de mejora de las estructuras situadas en este tramo.

Por lo que respecta a la superestructura, se ejecutará la renovación completa del carril, las traviesas y el balasto en la totalidad del tramo, de poco más de 33 km de longitud. Para ello, se instalará un nuevo carril de 60 kg/m, traviesa polivalente y balasto y se realizarán todas las operaciones necesarias para garantizar su funcionamiento óptimo. Además, el proyecto prevé la renovación de las vías de apartado de las estaciones de Algemesí y Alzira, que se adaptarán para el estacionamiento de trenes de 750 m de longitud.

Finalmente, se procederá a la mejora y modernización del sistema de electrificación mediante la instalación de nuevos postes y cimentaciones, la sustitución de diversos elementos (ménsulas, descargadores, suspensiones y seccionadores) existentes actualmente por otros de mayores prestaciones y la instalación de una nueva línea aérea de contacto o catenaria, de las mismas características de las de otros tramos de la línea.