En las provincias de Burgos y Palencia

Desvíos de tráfico provisionales en la autovía A-73 por las obras del tramo Pedrosa de Valdelucio-Báscones de Valdivia

  • A partir de hoy miércoles, 25 de julio, y con una duración estimada de nueve meses
  • Los desvíos se realizarán a través de las carreteras CL-621 y CL-627 y estarán debidamente señalizados
Plano de situación

Plano de situación

25.07.18Con motivo de las obras que ejecuta el Ministerio de Fomento en la Autovía A-73, Burgos Aguilar de Campoo, en el tramo entre Pedrosa de Valdelucio (Burgos) y Báscones de Valdivia (Palencia), se van a poner en servicio dos desvíos provisionales de tráfico, uno en la carretera C-621 de la Junta de Castilla y León a Quintanas de Valdelucio, y otro, en la carretera N-627, a la altura de Báscones de Valdivia.

El desvío de la carretera C-621 se habilitará hoy miércoles 25 de julio, mientras que el desvío de la carretera N-627 se pondrá en servicio el lunes 30 de julio. La duración estimada de los desvíos provisionales de tráfico será de nueve meses.

Desvío provisional de la carretera C-621

El desvío provisional de tráfico es bidireccional y tiene una longitud de 514 metros. Se construye para dar continuidad al tráfico de la actual BU-621 durante la construcción del paso inferior de la autovía A-73 sobre dicha carretera, perteneciente al enlace que conecta la autovía A-73 con las carreteras N-627 y C-621.

Tiene su origen a 60 metros de la intersección de la BU-621 con la N-627 y se mantiene paralelo a la carretera para volver a entroncarse con ella 500 metros más tarde. Está formado por una calzada de 6 metros y arcenes de 1 metro

Desvío provisional de la carretera N-627 (desvío 10).

El desvío provisional de tráfico es bidireccional y tiene una longitud de 500 metros. Se construye para dar continuidad al tráfico de la actual N-627, p.k. 69+800 al 70+400, a la altura de Báscones de Valdivia, durante la construcción del paso inferior para el cruce de la autovía A-73 sobre la carretera N-627, perteneciente al enlace de conexión de la autovía de la futura autovía con la carretera N-627.

Está formado por una calzada de 7 metros y arcenes de 1,5 metros.

Se ha previsto la señalización de los desvíos, así como la presencia de personal especializado que atiendan a las incidencias del tráfico e informen de los desvíos.